Hoy os presento a Marta Martí, una diseñadora nacida en Barcelona, es la creadora de esta firma tan elegante y romántica. En la primera parte del shooting, organizado por el encantador Rodolfo Mcartney, os presento un vestido en chiflón de seda natural, trabajado con un guipur de flores en el cuerpo y bordados geométricos en las mangas y puños calados. Es muy favorecedor para todo tipo de cuerpos gracias al corte del vestido y al escote cruzado en V. Es perfecto para esas novias que quieren ir con un diseño sencillo y que a la vez quieren darle un toque divertido.

En cuanto a los zapatos, es un tema que nos preocupa a muchas porque no hay nada peor que un dolor de pies para que nos fastidie la fiesta… Pero ¡os traigo grandes noticias! Si queréis llevar los zapatos más cómodos de la boda, estos de Doriani son una auténtica maravilla (¡No os imagináis lo cómodos que son! Anduve por el parque con ellos y tan feliz…jajaja) Los que llevo en esta primera parte son unos stilettos de terciopelo en color rosa. Me parece una opción muy elegante tanto para novias como para invitadas. El diseño, como podéis ver, es una auténtica preciosidad.

El maquillaje fue obra de la simpatiquísima Marta Frutos que para este look se decantó por un maquillaje muy natural, efecto no makeup total. Me pareció que era lo que más le encajaba a este look de novia tan sencillo. Y el peinado fue obra de mi querida Tête à Tête Hairstyle que me hizo esta bonita trenza desenfadada. Me encantó la experiencia con ella porque trabaja todo con mucha delicadeza y pasión, estar en sus manos es como ir a un SPA (jajaja) y ¡muero con las trenzas que hace! Me declaro super fan. La adornamos con estas delicadas peinetas de  Alial Millinery (también me declaro muy fan de su trabajo) y le da esa pincelada romántica al look.

Estas fotos tan hermosas son de Lorena San José, un encanto de mujer y super divertida (a parte de artistaza, cosa que podemos ver en todas sus fotos). Nos abrió las puertas de su preciosa casa y fue ¡una excelente anfitriona!.

Espero que os haya gustado el post de hoy.

¡Un fuerte abrazo!

Carmen.