vestido amarillo de la croixe.

¿Cómo brillar en la ciudad de la luz?

Cuando coloreábamos de pequeños, el color amarillo representaba el color de la luz. Si cerramos los ojos e imaginamos este maravilloso vestido de La Croixé en París, seguramente nos lo imaginaríamos bajo la torre Eiffel, esperando a que llegue ese momento. Sí, ese cuando el reloj marca una hora en punto y empiezan a brillar “las lucecitas” como las llamaba yo cuando vivía allí. ¡Qué ciudad tan mágica! Como el vestido.

El muah, fue obra de los especialistas en maquillaje y peluquería para novias e invitadas, Oui Novias. Me pareció una genial idea llevar un recogido alto para que la espalda sea la gran protagonista del look. Y, para darle ese toque sofisticado, acompañe este maravilloso vestido con unos pendientes XXL de Casilda Finat.

Espero que os haya gustado la propuesta de hoy.

Nos leemos muy prontito.

XXX.

C.