Swarovski: Mi firma elegida para el día de la madre.

¿Aún sin regalo para el día de la madre?

Una madre es la persona que más te cuida, la persona que ya te quería desde antes de nacer. Amor incondicional, esa es la definición perfecta. Ella, la que te da un abrazo cuando más lo necesitas sin tu pedirlo, la que cuando le pides que te eche una mano ¡te echa tres!. La que confía más en nosotros (¡más que nosotros mismos!), la que nos dice las cosas que no queremos escuchar pero…¡cuánta razón tienen!. Las del famoso “¡cómo vaya yo y lo encuentre…!”, las que te preguntan cuando vives en otro país si has comido y si te has abrigado bien…lo demás no importa. A la que no puedes pedirle opinión de qué te sienta bien y qué no cuando la llevas de compras porque te ve perfecta. La que más necesita nuestro cariño. La que siempre tiene una sonrisa para nosotros. Nuestra madre.

No sabía qué regalarle porque no hay nada material que pueda demostrar ese amor. Al ver esta joya de Swarovski , lo vi claro. Vivimos en ciudades distintas y por mi trabajo hay veces que no puedo ni llamarla. Para esos momentos en los que me sienta lejos, con sólo ponerse el precioso colgante Latisha Flower, podrá sentirme cerca de ella.

El colgante son dos accesorios en uno. La flor reversible. Brilla en cristal negro por un lado y en cristal blanco por el lado opuesto. Los cristales están engastados mediante una exclusiva técnica Pointiage para conseguir ese brillo tan especial de Swarovski. El colgante, que incluye una cadena con baño de rodio.

Espero que os haya gustado mi propuesta para el día de la madre.

¡A la mía le ha encantado!

¡Nos leemos muy prontito!

XXX.

C.